18 de Julio 1790, Montevideo, Uruguay. Horario: L a V 9:00 - 19:00hrs.

De la dinastía Qing a Luis Batlle Berres. La biblioteca china en Uruguay

De la dinastía Qing a Luis Batlle Berres. La biblioteca china en Uruguay (2ª. Edición), de Alfredo Alzugarat.

Año de publicación 2da edición: 2019

Reseña:

La historia de la Biblioteca Sino-Internacional, más conocida como la Biblioteca China, fue el fruto de la coincidencia entre la acuciante necesidad de unos y la callada soberbia de otros. Entre la búsqueda desesperada de un territorio en la periferia del mundo que trajera amparo y sosiego, por un lado, y por otro la momentánea prosperidad económica de un pequeño país, la suficiente como para creer que podía tener a su disposición un tesoro de lejanas tierras, como el obelisco egipcio que París ostenta en la Plaza de la Concordia. Ningún proyecto estatal, que la volviera útil y viable, la acompañó jamás y de poco valieron los limitados esfuerzos de los ciudadanos chinos que la acompañaban, para difundir su cultura a través de ella. Durante más de quince años la Biblioteca permaneció aislada en un subsuelo y al cabo de los mismos la prosperidad primero, y el Estado batllista después, llegaron a su fin. Poco después de ser abierta al público, Taiwán, el país que sus referentes representaban, fue expulsado de todos los organismos internacionales; Uruguay, el país donde se hallaba, se hundió en una feroz dictadura. Su destino no pudo ser otro que el que fue: servir de instrumento a fuerzas retrógradas, en el mejor de los casos una excusa para estrechar relaciones entre dos parias del mundo. Mientras las máximas autoridades de la dictadura inauguraban en 1977 la mayor exposición de arte chino que se efectuara en Uruguay, Taiwán procuraba, a través de la Biblioteca Sino-Internacional, difundir no solo la cultura china sino también su propaganda anticomunista, rodeándola de influyentes personalidades de la época. Así las cosas, solo era dable esperar que al retorno de la democracia en Uruguay, la Biblioteca China se retirara de escena, en silencio y por la puerta de atrás, como efectivamente sucedió.

Leer y descargar este libro.

 

De la dinastía Qing a Luis Batlle Berres. La biblioteca china en Uruguay

De la dinastía Qing a Luis Batlle Berres. La biblioteca china en Uruguay (2ª. Edición), de Alfredo Alzugarat.

Año de publicación 2da edición: 2019

Reseña:

La historia de la Biblioteca Sino-Internacional, más conocida como la Biblioteca China, fue el fruto de la coincidencia entre la acuciante necesidad de unos y la callada soberbia de otros. Entre la búsqueda desesperada de un territorio en la periferia del mundo que trajera amparo y sosiego, por un lado, y por otro la momentánea prosperidad económica de un pequeño país, la suficiente como para creer que podía tener a su disposición un tesoro de lejanas tierras, como el obelisco egipcio que París ostenta en la Plaza de la Concordia. Ningún proyecto estatal, que la volviera útil y viable, la acompañó jamás y de poco valieron los limitados esfuerzos de los ciudadanos chinos que la acompañaban, para difundir su cultura a través de ella. Durante más de quince años la Biblioteca permaneció aislada en un subsuelo y al cabo de los mismos la prosperidad primero, y el Estado batllista después, llegaron a su fin. Poco después de ser abierta al público, Taiwán, el país que sus referentes representaban, fue expulsado de todos los organismos internacionales; Uruguay, el país donde se hallaba, se hundió en una feroz dictadura. Su destino no pudo ser otro que el que fue: servir de instrumento a fuerzas retrógradas, en el mejor de los casos una excusa para estrechar relaciones entre dos parias del mundo. Mientras las máximas autoridades de la dictadura inauguraban en 1977 la mayor exposición de arte chino que se efectuara en Uruguay, Taiwán procuraba, a través de la Biblioteca Sino-Internacional, difundir no solo la cultura china sino también su propaganda anticomunista, rodeándola de influyentes personalidades de la época. Así las cosas, solo era dable esperar que al retorno de la democracia en Uruguay, la Biblioteca China se retirara de escena, en silencio y por la puerta de atrás, como efectivamente sucedió.

Leer y descargar este libro.